Padre Martínez m.C.R.

Niños rezando a la Virgen* El laicismo lo engendraron mentes endemoniadas. Su fin es destruir la Iglesia de Cristo.

* La democracia es “nada” que engendra todas las aberraciones inhumanas y antidivinas.

* A una antigua alumna universitaria, le han ofrecido pagarle un curso, si entrega un óvulo.

* Todo lo que hagamos es nada si no lo hacemos en gracia de Dios y por amor a Jesús y María.

* Estamos viendo como la Revolución anticristiana sólo quiere destruir el orden sobrenatural.

* Impresiona pensar que Dios, por nuestro amor al prójimo, comunica a los demás su Amor infinito.

* Se dice ¡Cuánta corrupción, Dios mío! Con la Virgen gritemos ¡Cuánta santidad en la Iglesia de Cristo!