El Párroco

Jesús inmolado celebrando la Eucaristia* Los santos han dicho que los que viven en pecado mortal son esclavos de Satanás y los que viven en gracia santificante son hijos de Dios.

* Es normal oír “tengo derecho a esto y lo otro”. Por supuesto el derecho al aborto. Pues no, nadie tiene derecho al mal. Nadie tiene derecho a robar o matar. El aborto es asesinar niños inocentes.

* La Beata Luisa Teresa de Montaignad decía: “El amor muere donde no hay humildad”. El endiosamiento del hombre democrático ha matado el amor natural y sobrenatural. Muchos siguen amando como Dios manda.

* Santo Tomás de Aquino, entre lo que podía ser causa de dolor o tristeza de Jesús a pesar de su visión beatífica pone, a manera de ejemplo “El pecado de los discípulos o también el de los judíos sus matadores” (III, 9, 1 a 6) (Francisco Segarra S.I.)

* Consejo fraternal a quienes defienden frenéticamente la autonomía de la conciencia. Lean el Concilio Vaticano II “En lo más profundo de su conciencia descubre el hombre la existencia de una ley que él no se dicta así mismo, pero a la cual debe obedecer, y cuya voz resuena cuando es necesario, en los oídos de su corazón, advirtiéndole que debe amar y practicar el bien y que debe evitar el mal: haz esto, evita aquello. Porque el hombre tiene una Ley escrita por Dios en su corazón, en cuya obediencia consiste la dignidad humana y por la cual será juzgado personalmente”.