Pablo

Pérfido e insensato

Jesús con los tres clavosEl dulcísimo San Buenaventura increpa a Geraldo con los epítelos de “imprudente, calumniador, espíritu maléfico, impío, impúdico, ignorante, embustero, malhechor, pérfido e insensato”. (Sardá y Salvany – El liberalismo es pecado)

Soberanía moderna

Si todavía al viejo absolutismo lo frenaban obstáculos interpuestos por la ley divina y las supervivientes costumbres y legislaciones locales, la extensión ahora de la soberanía, sobrepasando progresivamente las ruinas de aquellos mojones, dará lugar a lo que conocemos por totalitarismo, en sus dos versiones, autoritaria y democrática, fenómeno de la modernidad, que podríamos definir como el absolutismo sin Dios. La historia de la soberanía absoluta es la historia de la secularización absoluta del poder, que es a la vez la de su absoluta ilimitación. Así, la soberanía en el sentido moderno, para el pensamiento tradicional español, que personificamos aquí en D. Juan Vázquez de Mella, es necesariamente incompatible con una organización católica de la sociedad. (Manuel Antonio Orodea – RAZÓN ESPAÑOLA)

Indisolubilidad natural

Es otro error aducir que los que no practican la fe cristiana tienen derecho al divorcio vincular, pues el matrimonio indisoluble responde a la misma naturaleza, y el Estado debe legislar objetivamente, para el bien común. Y jamás propiciar caminos de disolución familiar. (Mn. José Ricart Torrens – CATECISMO SOCIAL)

Historia universal de España

La historia de España se confunde durante más de un siglo con la Historia Universal. Nosotros teníamos un imperio al lado del cual eran provincias el de Ciro y el de Alejandro, porque fue veintitrés veces más grande que el de Roma; nuestros personajes formaban como una selva en el siglo XVI. (Juan Vázquez de Mella – El Verbo de la Tradición)

Modernidad y postmodernidad

Si la modernidad puede ser definida por los rasgos de confianza ilimitada en la razón, conciencia histórica, utopía del progreso, principio de inmanencia, reivindicación de la libertad, ateísmo y fin de la metafísica; la postmodernidad, a su vez, admite la siguiente caracterización: irracionalismo, fin de la historia, politeísmo de valores, primacía de lo estético, fin de la libertad, indiferentismo religioso y postmetafísica. (Miguel Ayuso – VERBO)

Leyes antinaturales

Difícilmente puede un católico discutir esto. Basta recordar la introducción del divorcio, la práctica destrucción del matrimonio, la promoción estatal y escolar de la anticoncepción y la antinatalidad práctica, la experimentación con embriones, más de cien mil niños abortados al año, el “derecho” al aborto y al “matrimonio” homosexual, las leyes tremendamente inicuas en el ámbito de la sanidad y la educación, la práctica anulación de la objeción de conciencia. (Bruno Moreno Ramos – RAZÓN ESPAÑOLA)

Las realidades eternas

Esto significa que con su inteligencia el hombre es capaz de ir más allá del tiempo y de la historia, y por lo tanto es capaz de tener conciencia de cómo las circunstancias históricas en las que vive pueden crear limitaciones o distorsionar su conocimiento, pero también elevarlo a un mejor conocimiento del Señor de la Historia a través de su experiencia del actuar de Dios en el tiempo. Con su actividad temporal el hombre busca y se orienta hacia las realidades eternas que constituyen su verdadera patria. (Mons. Ignacio Barreiro Carámbula – Verbo)