misionQue la dulzura de su mirada nos acompañe, para que todos podamos redescubrir la alegria de la ternura de Dios.

  • Nadie como María ha conocido la profundidad del misterio de Dios hecho hombre. Todo en su vida fue plasmado por la presencia de la misericordia hecha carne.
  • La Madre del Crucificado Resucitado entró en el santuario de la misericordia divina porque participó íntimamente en el misterio de su amor.
  • El perdón supremo ofrecido a quien lo ha crucificado nos muestra hasta dónde puede llegar la misericordia de Dios. María atestigua que la misericordia del Hijo de Dios no conoce limites y alcanza a todos sin excluir a ninguno.
  • Dirijamos a ella la antigua y siempre nueva oración del Salve Regina, para que nunca se canse de volver a nosotros sus ojos misericordiosos y nos haga dignos de contemplar el rostro de la misericordia, su Hijo Jesús.mision

 

misionMaría, la madre que cuidó a Jesús, ahora cuida con afecto y dolor materno este mundo herido. Así como lloró con el corazón traspasado la muerte de Jesús, ahora se compadece del sufrimiento de los pobres crucificados y de las criaturas de este mundo arrasadas por el poder humano. Ella vive con Jesús completamente transfigurada, y todas las criaturas cantan su belleza. Es la Mujer «vestida de sol, con la luna bajo sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza» (Ap. 12, 1). Elevada al cielo, es Madre y Reina de todo lo creado. En su cuerpo glorificado, junto con Cristo resucitado, parte de la creación alcanzó toda la plenitud de su hermosura. Ella no sólo guarda en su corazón toda la vida de Jesús, que «conservaba» cuidadosamente (cf Lc 2, 19.51), sino que también comprende ahora el sentido de todas las cosas. Por eso podemos pedirle que nos ayude a mirar este mundo con ojos más sabios. Laudato si’, 241

 

“Hijo de Dios, Jesús, por ti fueron creadas todas las cosas. Te formaste en el seno materno de María, te hiciste parte de esta tierra, y miraste este mundo con ojos humanos. Hoy estás vivo en cada criatura con tu gloria de resucitado. Alabado seas”.

 

Oración misionera a la Virgen del Camino

María de la Misericordia, Virgen del Camino, que has caminado por los montes de Judea llevando, solicita, a Jesús y su alegría; que has caminado de Nazaret a Belén donde ha nacido tu hijo, nuestro señor; que has caminado los caminos del exilio para salvar al Hijo del Altísimo; que has caminado la vía del Calvario para convertirte en nuestra Madre, sigue caminando junto a los misioneros de tu Hijo que por los caminos del mundo quieren, como Tú, Arca de la Alianza, llevar a todas las gentes a Jesús, su Evangelio a su salvación.

Noticias de la Misión

mision

Con cientos de muertos en el terremoto de Ecuador, también las Siervas del Hogar de la Madre están de luto. La casa de estas misioneras en Playa Prieta se derrumbó. Aunque hubo más religiosas atrapadas que lograron salvar la vida, lamentablemente fallecieron las hermanas Clare, Mayra, María Augusta, Valeria y Catalina.

 

misionLa Obra de San Pedro Apóstol, una de las cuatro Obras Misionales Pontificias, ha enviado 53.000 euros al seminario de San Pedro y San Pablo de Timor Este, país del sudeste asiático con solo 17 años de independencia. De mayoría católica, necesita todo el apoyo a sus vocaciones sacerdotales.

 

 

 

 

misionSe cumplen 175 años de la creación de la diócesis de Hong-Kong. Las efemérides ha brindado la oportunidad de recordar al primer sacerdote presente en la entonces colonia inglesa, el misionero franciscano Miguel Navarro, nacido en Granada. Más tarde se convertiría en el primer obispo de Hunan, en China.

 

Intenciones misionales del Papa

Mayo: Para que se difunda en las familias, comunidades y grupos, la práctica de rezar el santo Rosario por la evangelización y por la paz.

Junio: Que los seminaristas y los novicios y novicias tengan formadores que vivan la alegría del Evangelio y les preparen con sabiduría para su misión.