Joan Rovira Roure - Alcalde de LéridaLluis Companys elaboró una ley que prohibía todo festejo relacionado con la Navidad, simplemente por sus raíces religiosas, como la Misa del Gallo, la Cabalgata de los Reyes o “Cagar el Tío”. En Lérida, en enero del 36, era Paer en Cap (alcalde) Joan Rovira Roure del partido La Lliga Catalana, de orientación catalanista y católica. Ingenuamente, el alcalde pensó que un hecho tan inocente y relacionado con la infancia como la Cabalgata no podía hacer daño a nadie. Lérida sería la única ciudad de Cataluña que en el año 1936 celebró la Cabalgata de los Reyes. Quin pecat!

En julio se produce el Alzamiento, y en agosto del 1936, siendo presidente de Cataluña Lluis Companys, Joan Rovira Roure fue juzgado y fusilado por organizar una Cabalgata de Reyes. Uno de los enterradores del cementerio, que declara en la Causa General, aseguro que el alcalde murió perdonando a quienes les habían torturado en la “checa” y le fusilaban en ese momento, a la vez que “invocaba a Jesucristo”. En la actualidad se encuentra abierta la causa de su canonización.

(AFÁN)