Padre Martínez Cano, m.C.R.

San Wenceslao de Bohemia* Para poder realizar su misión divina, Jesús dio a su Iglesia los poderes de enseñar, santificar y gobernar.

* La Iglesia católica, fundada por Cristo, nunca será destruida: “El Espíritu Santo es el alma de la Iglesia” (Mystici Corporis), la vivifica y defiende.

* Para unos libertad política y democracia, son sinónimos. Otros dicen que la verdadera libertad y la democracia son diferentes y hasta antagónicos.

* Los democratistas han aprendido la lección del fracaso comunista en Europa. Quieren construir una sociedad no contra Dios, sino sin Dios. El Mentiroso, los ha metido en su saco.