La modernidad y la mujer española

María enseñando andar al Niño JesúsY hablando a mujeres españolas hay que decirles que tampoco debe cambiar lo que es característico de la mujer española, lo que es racial en ella. Una de las actuales eminencias en la medicina española ha escrito: “Las características básicas de la mujer española deberían estar inconmovibles, eternas, como los dogmas religiosos o la verdad científica. El progreso y los avances deben añadirla algunos caracteres que son adjetivos, pero sin modificar sus esencias radicales…” (Doctor Jiménez Díaz).

Y otra figura eminente en el mismo ramo de la medicina respondiendo a la misma pregunta ¿cómo concibe Vd. la personalidad de la mujer frente al mundo moderno? – dijo: “Si la pedagogía moderna pudiera hacer frente a la evolución humana, en un sentido radical yo haría lo posible porque la mujer española conservara su limpio sentido, un tanto arcaico de la vida, su responsabilidad del deber maternal y conyugal y su espíritu religioso, gracia al cual en España no ha habido grandes heterodoxos. Es seguro que si ellas hubieran mandado, tampoco hubiera habido nunca guerras religiosas y civiles, que son siempre fruto del varón” (D. Gregorio Marañón).

¿Cuáles son las virtudes características de la mujer española?

En cierta revista de España se ha hecho recientemente una encuesta acerca de este punto. Se pidió el parecer de personas prestigiosas de ambos sexos; y coincidieron todos en afirmar que las virtudes típicamente españolas en la mujer son precisamente las más femeninas: es decir que la mujer española es más mujer que todas las demás. Gran alabanza para ella. De aquí nace el horror que siente a disimular su sexo. Que sea reacia, más que las mujeres de otros países, para apropiarse las costumbres masculinas; por eso, es la que más resiste a la corriente moderna, muy impetuosa.

El ser más mujer, le da atractivo y encanto especial para con el hombre, que busca en la mujer lo femenino. La mujer tiene virtudes y defectos característicos; y si la española es muy mujer, se deduce que tendrá acentuado lo uno y lo otro. Lo específico de la mujer es la maternidad. La maternidad en su triple aspecto de esposa, madre y ama de casa, es ideal característico de la mujer. El puesto de la madre es el hogar, por eso la mujer española ha sido siempre hogareña. Hermosa cualidad que debe permanecer inmutable.

La corriente moderna tiende a sacar a la mujer fuera del hogar. Unas veces es el trabajo, otras, las más, el afán de diversión. Y eso constituye un peligro.

La promiscuidad de matrimonios jóvenes, con las libertades de acción que se otorgan mutuamente los esposos, resquebrajan la fidelidad conyugal.

El desenfreno en la diversión llega a considerar como un estorbo la maternidad fecunda.

Son estos, golpes demasiado fuertes a lo específico de la mujer, y a lo más bello y característico de la mujer española: el aprecio a la maternidad.