Pablo

El demonio está presente en el mundo

María y familiaA su juicio, un exorcismo “es algo muy serio y muy profundo, que los que lo hacemos desde de la fe sufrimos con la persona a la que se le está realizando, y eso es lo que de alguna manera nos tiene que hacer recapacitar, que no es solamente por el morbo, por decirlo de alguna manera”. “El demonio está más presente que nunca” Ante quienes piensan que los exorcismos “son cosas de otros tiempos”, este sacerdote asegura que “es algo muy actual porque el demonio hoy está más presente que nunca en el mundo y a través de distintas acciones entra en las personas, porque hay falta de fe” y se ignora la presencia de Dios en la vida de las personas. (INFOCATOLICA)

Filosofía de Nietzsche

En realidad son manifestaciones de la filosofía de Nietzsche. La vida no tiene sentido. No hay nada más allá: no hay transcendencia ni metafísica; ni alma ni Dios. Solo tenemos una vida y hay que disfrutarla intensamente, dando rienda suelta a nuestros deseos. Ya no había que eliminar la voluntad ni los deseos, sino que hay que darles rienda suelta. Todo vale. Puedes hacer lo que quieras siempre que no vulneres los derechos y la libertad del otro. Pero no debe haber ningún tipo de restricción moral que nos impida satisfacer nuestros deseos, nuestros instintos. No hay que reprimirse. (Pedro L. Llera)

María sola ha vencido a todas las herejías

A este maltrato, que en lenguaje vulgar le llaman “ninguneo”, le sigue en el peldaño inferior el “respeto” a la presunta libertad de expresión (sic) que suele incluir hasta la blasfemia, en cuyo clima hediondo la ofensa es primero tolerada, luego justificada y finalmente aplaudida y livianamente secundada… A veces explícitamente, pues, pero otras veces de manera insensible, se ha ido desdibujando el verdadero rostro de la Madre de Dios convirtiéndola en “una buena señora, como las demás” (¡ ¡ ¡??), una “Dulce Doncella” más parecida a “La Novicia Rebelde” o a un inocente dibujito animado, que a la que aplasta la cabeza de la Serpiente infernal, y que sin renunciar a toda su belleza y dulzura, es también “terrible como ejército en orden de batalla” pues Ella sola ha vencido a todas las herejías. (María Virginia)

Pío XI respecto a España

Todo lo ocurrido respecto a México y la Guerra Cristera sirvió de lección a Pío XI en su política respecto a España, el nuevo campo de batalla entre la lucha el Bien y el Mal durante los años 30. Cuando la persecución a los católicos se hizo evidente, tanto con la quema de cientos de iglesias en 1931 y 1932, como a nivel institucional con la Constitución republicana de 1931, los obispos españoles publicaron con 2 Cartas pastorales colectivas ya en 1932 y 1933 denunciando la situación cada vez más difícil de los católicos en España. (Javier Navascués Pérez)

La fe no es solo cumplir preceptos

Lo mejor de Misión es que aborda todo desde el punto de vista católico. Hoy hay que mostrar a los católicos que la fe no es solo cumplir preceptos, sino que se han comprometido con una fe encarnada que da una mirada sobre las realidades naturales. Es lo que hace Misión. Por eso tiene que estar a la vanguardia, respondiendo a las inquietudes de un católico que se desenvuelve en el mundo. Lo que no tiene que hacer es replegarse y dejar de tocar cuestiones que molestan al mundo. Por ejemplo, cuando escribo contra la pornografía, toda la gente que está enganchada, y toda la gente que necesita que otros estén enganchados, se revuelven como hienas. Misión tiene que estar ahí, dando la batalla en las cuestiones espinosas. (Juan Manuel de Prada – INFOCATÓLICA)

El padre Solá habla del demonio (45)

Otros casos también raros, por ejemplo, se ha dado el caso de empezar a vomitar cuando se va a hacer el exorcismo y echar unas bolas grandes de acero, que nadie sabe cómo salían del estómago y pasaban por la boca; un trozo de hierro largo, flores frescas, rosas claveles, o una serie de cosas muy raras que no se explican. Y no son juegos de manos. No hay juegos de manos de ninguna clase, porque están increpando en el suelo, les haces los exorcismos, les tienes que atar las manos porque se ponen furiosos, se echarían sobre cualquiera, y 4 o 5 hombres apenas pueden sostenerles, y van vomitando y echando cosas. No es posible que haya aquí ningún truco. Son de esas cosas espectaculares. (P. Francisco de Paula Solá S.J.)

Pudor y castidad  (129)

Los evangelios sinópticos nos refieren una escena conmovedora (Mt 19, 27-30; Mc 10, 28-31; Lc 18, 28-30). Un día Pedro, quizá animado por sus compañeros, se atrevió a preguntarle a Jesús: “nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido; ¿qué tendremos?” (Mt). Y Jesús le respondió: nadie que haya dejado “casa, mujer, hermanos, padres o hijos” (Lc) “por amor de mí y del Evangelio, dejará de recibir el céntuplo ahora en este tiempo en casas, hermanos, hermanas, madres e hijos y campos, con persecuciones, y la vida eterna en el siglo venidero” (Mc). Santa Teresa observa que “no acabamos de creer que aun en esta vida da Dios ciento por uno” (Vida 22, 15). Pero así es, ciertamente. Y después la vida eterna) (José María Iraburu)