Arzobispo D. Segundo Gracíadela Sierra

Monseñor D. Segundo García de la Sierra
Arzobispo de Burgos

“Nunca puso límites a las horas de trabajo, ni de día ni de noche. El sagrario de su capilla sabe de las horas de la noche -mientras los demás dormíamos confiados- pasadas en prolongada vela cuando los problemas de la patria exigían a su fe la inspiración del Cielo. Pero, sobre todo, Francisco Franco ha sido un hombre que ha vivido de una fe profunda y sincera. Nacido en un hogar cristiano, su madre, de honda raigambre cristiana, fue comunicando a sus hijos la reciedumbre de su fe.

Y aquella fe, que recibió de Dios en el seno de su familia, fue creciendo y madurando hasta constituir la ayuda y el baluarte firme de su vida. Para Franco la fe es el don más grande que el Señor ha concedido a los pueblos, a las familias, a los individuos. Él siempre creyó que la misión histórica de España para defender esta fe, por eso consideró que todos los materialismos ateos eran ya, por naturaleza, enemigos de la patria”. 

Producciones Armada
Tenerife