Sin título

Triunfo del Inmaculado Corazón de María. La noche del 25 de mayo a las 22:30, la Virgen de Fátima salió a hombros de sus hijos, de la Plaza de la Catedral de Barcelona, acompañada de miles de fieles, hasta la Basílica de la Virgen de la Merced. Rezaban el Rosario y cantaban a su Madre Bendita. Las antorchas subían al Cielo al nombre de María. La Vigilia Mariana se ofreció a la Virgen Santísima en reparación de lo ocurrido en la Diputación de Córdoba, Tierra de María Santísima

¡Viva la Inmaculada!

¡Viva la Virgen del Rocío!

¡Viva nuestra Madre del Cielo!