Pablo

El matrimonio roto se puede recomponer

María con una rosa en la manoLos matrimonios sentimentalmente rotos, se pueden recomponer. El amor supone el sentimiento, pero no lo es únicamente. Si los que se han casado se querían de verdad, el amor comporta exclusividad, y de producirse un desengaño nadie puede probar que con otra unión, fomentada a través de un clima de despecho o de pasiones, se pueda lograr esa felicidad perdida en el auténtico e ilusionado primer matrimonio. (Mn. José Ricart Torrens – CATECISMO SOCIAL)

Ideologías desencarnadas

Igualmente, la adhesión a ideologías desencarnadas, que pretenden alcanzar un paraíso aquí en este mundo, abre las puertas a toda clase de utopías y da paso a los demagogos que prometen el logro de bienes sin mezcla de mal alguno, de ventajas sin inconvenientes, de confort y seguridad sin responsabilidad, de bienestar sin propias iniciativas, esfuerzos ni riesgos. Así queda la masa en manos del Estado providencia y de sus tecnócratas. (Miguel Ayuso – VERBO)

Vehementes apóstrofes

El buen Santo Tomás de Aquino olvida la calma de sus fríos silogismos para dirigirse en vehemente apóstrofe contra su adversario Guillermo de Saint-Amour y sus discípulos, y llamarlo a boca llena “enemigos de Dios, ministros del diablo, miembros del Anticristo, ignorantes, perversos, réprobos”. Nunca dijo tanto el insigne Luis Veuillot. (Sardá y Salvany – El liberalismo es pecado)

Pensamiento abstracto

Para Santo Tomás, el hombre es capaz de pensamiento abstracto, capaz de pasar del momento sensible que está viviendo a lo universal. Por lo tanto, en cierto modo el hombre es capaz de liberarse de la determinación de las circunstancias temporales concretas. El Doctor Común afirma claramente: “El intelecto está por encima del tiempo, tomado como medida del movimiento de las realidades corpóreas”. Y esto es debido a que “siendo el alma humana tan elevada, no se trata de una forma inmersa en la materia física o totalmente tragada por ésta. Por lo tanto, nada le impide desempeñar ciertas actividades no corpóreas”. (Mons. Ignacio Barreiro Carámbula – Verbo)

Ley Natural

“Los regímenes cuya naturaleza es contraria a la Ley Natural, al orden público y a los derechos fundamentales de las personas, no pueden realizar el bien común de las naciones en las que se han impuesto”. Una definición que, en sus tres elementos, viene indudablemente como anillo al dedo a nuestra actual democracia relativista y liberal, cuyas leyes vulneran gravísimamente la Ley Natural, el orden público y los derechos fundamentales. (Bruno Moreno Ramos – RAZÓN ESPAÑOLA)

La Historia de España

Esa Monarquía ha sufrido distintos eclipses; pero su amor y su noción no se han extinguido jamás en las inteligencias y corazones españoles. Es la misma que defendía el padre La Bastida en tiempo de Carlos II y Felipe V, la que defendió contra los proyectos de las Cortes de Cádiz Jovellanos, el Barón de Eroles contra el absolutismo de Fernando VII, Magín Ferrer con Carlos V, Balmes con el Conde de Montemolín, y Aparisi con el Duque de Madrid. (Juan Vázquez de Mella – El Verbo de la Tradición)

Absolutismo sin Dios

Si es que era católico el autor que en el último tercio del XVI da a la prensa Los seis libros de la República, su souveraineté es ajena a ello y responde al proyecto de hallar una instancia neutral como árbitro en la lucha entre protestantes y católicos que asolaba a la sazón Francia, instancia que por lo mismo se situaba por encima de la religiosa. Cuando dos siglos después los revolucionarios franceses triunfen, nada más tendrán que trasladar esa soberanía absoluta encarnada en el rey hasta la nueva nación por ellos confeccionada. (Manuel Antonio Orodea – RAZÓN ESPAÑOLA)

El invento del NOM para cargarse a la Iglesia católica

A ver si nos entendemos: bajo el sugerente título de Religiones por la Paz, se esconde, en realidad, el intento del Nuevo Orden Mundial (NOM), de aniquilar a la Iglesia católica. Lo explica como nadie, Juan Carlos Sanahuja en su libro Poder Global y Religión Universal. Se trata de instaurar una nueva religión universal para “una nueva era, era dorada de armonía y prosperidad, de paz y justicia”, según consta en la Millennium NGO’s Forum Declaration, de Naciones Unidas. (Pablo Ferrer – HISPANIDAD)