El Párroco

Consagración y Crucfijo* El odio al hombre -imagen y semejanza a Dios- es diabólico. Los posthumanistas que odian al hombre están endemoniados.

* En el posthumanismo el hombre se convertirá en una cosa. Y si la cosa tira, llegará otra vez a ser un mono. Y ellas monas.

* El diablo engaña a los hombres diciéndoles que no cumplan ningún Mandamiento de la Ley de Dios. Ninguna norma.

* El hombre moderno no alcanza la felicidad porque la busca en la multiplicación de placeres. Como si solo fuera un animal irracional.

* En el posthumanismo, los humanos vamos a ser lo que nos dé la gana: un cuerpo conglomerado-máquina-fantasma. ¡Insuperables! Vamos.

* ¡Quién me resuelve este misterio! ¿Por qué en el reinado del relativismo se considera a la democracia absolutamente necesaria e irreversible?

* Santo Tomás de Aquino enseña que el hombre en cuanto más se aparta de la razón se hace semejante a las bestias que padecen el ímpetu de su sensualidad.

* Es verdad que en el mundo hay muchas personas que quieren olvidarse de Dios. Pero hay muchas más personas que sólo viven para Dios. Vivirán eternamente felices con la Santísima Trinidad y la Virgen Santísima.