Padre Martínez m.C.R.

San José con el Niño abrazado* Si no contemplamos las cosas en su realidad sobrenatural, nos hacemos plantas, margaritas.

* Los políticos de nuestros tiempos, como viven muy bien en el presente, prometen mucho futuro al pueblo que les vota.

* Los mandones de este mundo quieren hacer de la tierra un hormiguero humanoide. Ni chicha ni limoná. Todos en el agujero.

* El católico que no está dispuesto a dar la vida en defensa de la Iglesia de Cristo, vivirá amargado. Y nadie olvide que el infierno es eterno.

* “Dios que es sumamente bueno, no permitiría el mal, si no fuese omnipotente para sacar bien del mal” (San Agustín) ¡Arriba los corazones!

* En nuestros días se tiene ansia de libertad, de independencia de felicidad. La felicidad está en hacer la Santa voluntad de Dios que nos santifica y nos fortalece.

* La usura está condenada por Dios desde el principio de la Sagrada Escritura. Y ahí está, como elemento esencial de la sociedad endemoniada. Del capitalismo salvaje.