La deslumbrante Iglesia de España. del tiempo del cardenal Cisneros, de San Juan de Dios, de San Pedro de Alcántara, de San Ignacio de Loyola, etc.

JEAN DUMONT, Historiador francés

ISABEL LA CATÓLICA, LA GRAN CRISTIANA OLVIDADA

LA EVANGELIZACIÓN DE AMÉRICA (III)

Las grandes iglesias de Europa

En primer lugar, la evangelización de América (que Isabel la Católica y sus sucesores se esforzaron no hacer un coto español, lo cual se ignora) fue obra de las grandes iglesias de España, Francia y Flandes de los siglos XV y XVI, en plena pre-Reforma católica. La deslumbrante Iglesia de España. del tiempo del cardenal Cisneros, de San Juan de Dios, de San Pedro de Alcántara, de San Ignacio de Loyola, etc. La Iglesia de Francia de la magnífica observancia franciscana de Olivier Maillard. La Iglesia de Flandes de la Devotio moderna. ¿Cómo iban a dejar estas iglesias de ser admirables, simplemente por el hecho de atravesar el Atlántico? Los hermanos españoles de San Juan de Dios, los primeros campeones de la caridad, tomaron a su cargo los hospitales de los indios de las minas peruanas. Los primeros evangelizadores de las Antillas y del continente mismo en Venezuela fueron hermanos franciscanos franco-borgoñeses, como Jean de la Deûle, Jean Cousin y Remy de Faulx, designados a petición expresa de Isabel la Católica, por Olivier Maillard, y después por su sucesor, Martial Boulier. El primer evangelizador de México fue el flamenco, hermano lego, Pedro de Gante. Así primero, la evangelización de América fue la gran aventura, el gran testimonio, la gran modernidad de una cristiandad sin fronteras, mucho antes que lo fuese la Europa de hoy.