vaticanoPapa Francisco

Inocuidad y determinación. La inocuidad, que nos hace cautos en el juicio, capaces de abstenernos de acciones impulsivas y apresuradas, es la capacidad de sacar lo mejor de nosotros mismos, de los demás y de las situaciones, actuando con atención y comprensión. Es hacer a los demás lo que queremos que ellos hagan con nosotros (cf. Mt 7, 12; Lc 6, 31). La determinación es la capacidad de actuar con voluntad decidida, visión clara y obediencia a Dios, y sólo por la suprema ley de la salus animarum (cf. C/Ccan. 1725).

Cardenal Pietro Parolín

La Iglesia es consciente de la existencia de nuevas corrientes que continuamente piden encontrar modos adecuados para ser “sal y luz” de esta tierra, y fuego que calienta los corazones y lleva a las personas hacia el anuncio de la salvación. La fidelidad a Dios, al Evangelio y a la Santa Sede ha despertado respeto y estima en otras naciones, haciendo de la Iglesia en Polonia un baluarte de la fe y de la caridad cristiana, y luz en las tinieblas que diversas veces han envuelto a Europa.

Cardenal Robert Sarah

Me hice sacerdote, pude seguir estudiando y profundizando en la Biblia, fui elegido para ser obispo y sucesor de los Apóstoles, y, finalmente, san Juan Pablo II me pidió que fuera a Roma para servir a Su Santidad, que es el sucesor de san Pedro. Sin embargo, la vida sin Dios es una vida que pierde su significado para todos, no sólo para mí, no tanto, sin embargo, para las personas de buena voluntad como usted ha mencionado en su pregunta, sino para cualquier persona que se llama cristiana.

Cardenal Müller

Esta Palabra de Dios es la que exige ser conocida y comprendida cada vez mejor. En esta inteligencia de la fe la teología procede con su propio método (jides quaerens intellectum). Los dos momentos principales de su actuación son el momento positivo del auditus fidei (toma de conciencia de la fe de la Iglesia a través de su desarrollo histórico a partir del tema bíblico) y el momento reflexivo del intellectus fidei en sus niveles explicativo, especulativo y actualizante. Así pues, el objeto del trabajo teológico es la fe de la Iglesia en su referencia a la divina revelación, respecto a la cual la teología se pregunta sobre el quid sil: ¿qué es lo que significa?, ¿cómo puede interpretarse y hacerse inteligible para el hombre?, ¿cómo destacar la importancia interior que tiene para él?

Cardenal Fernando Sebastián

Yo pienso con mucha pena y tristeza lo que pasa en España, tantos jóvenes, tantos hombres, hombres bautizados, que no valoran la fe ni la Iglesia y parece que se quieren quitar la Iglesia del medio como si fuera un estorbo, cuando en realidad es la levadura y la sal que va sanando y enriqueciendo el desarrollo de la humanidad en el mundo entero.

Cardenal Antonio Cañizares

Vivimos un momento en que la solidaridad ha de ser potenciada al máximo… Es la hora del esfuerzo común, solidario: esto trae bien a todos y no dificulta ningún camino propio… Es por ello que ante esta situación crítica y crucial, en la proximidad de la fiesta de la Inmaculada, como ejercicio de la caridad social y como un deber del cuarto mandamiento que manda honrar también a la Patria, me atrevo a pedir que elevemos nuestra plegaria a Dios, insistente e intensa, por España, por la integridad y unidad de España.