“La evangelización de América ha sido la realización del plan de Dios“.

JEAN DUMONT, Historiador francés

ISABEL LA CATÓLICA, LA GRAN CRISTIANA OLVIDADA

LA EVANGELIZACIÓN DE AMÉRICA (XVI)

El plan de Dios

En definitiva, la evangelización de América ha sido la realización del plan de Dios, del cual se ha mostrado digna. Los pueblos de América, desconocidos para los europeos, eran conocidos por Dios desde toda la eternidad. Y envueltos por Él de esta paternidad que el Hijo reveló en la “plenitud del tiempo” (Gal 4, 1-9). Jamás la palabra de Pablo se aplicó mejor. Ellos que estaban “sometidos a los elementos del mundo (…), a dioses que en realidad no lo eran”, se vieron “conferir la adopción final”, como “hijos y herederos, por lo tanto, de Dios”.