El sentido social y el ánimo de la Cruzada

Francisco Franco - Jefe de EstadoY es que Jo social caracteriza a toda la vida de España; venía ya siéndolo, aunque no se le hubiera dado estado, en la pasión que animaba las viejas luchas políticas: lo social estaba en nuestro ánimo desde que iniciamos la Cruzada. En el año 1938 ya se promulgaba el Fuero del Trabajo, Fuero que como habéis visto, han pasado veintitantos años por él y sigue con la misma lozanía y con el mismo interés que despertó a su promulgación. Entonces se reunieron en Burgos unos hombres expertos y doctos, como los que figuran hoy en este Consejo, que redactaron la Carta Magna del Trabajo que inspira toda nuestra legislación laboral. Pero no fue solamente el Fuero del Trabajo el que se alumbró en aquellos días de lucha y de esperanza, sino una importante serie de leyes sociales. En los primeros días del Movimiento nace la Fiscalía de la Vivienda, que se enfrentó con el pavoroso problema de la insalubridad de tantas casas y hogares; las disposiciones sobre el plato único. la del Auxilio Social, la ayuda a los combatientes, la creación del Instituto de la Vivienda. Un día tras otro se sucedían leyes y disposiciones eminentemente sociales que proclamaban a la nación el carácter de nuestro Movimiento.

(18-VII-1960: Madrid.—Clausura de Jornadas Técnicas Sociales.)

 

Fuerzas del Alzamiento

Cuando España estaba a punto de desintegrarse, cuando en Rusia se hacían planes para dominarnos y uncirnos al carro de su esclavitud, surgió, como siempre en los momentos críticos, la no conformidad de los españoles, levantándose en tierras de Castilla, esta tierra de horizontes amplios, propios a las grandes empresas, el Movimiento de las J. O. N. S., de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista, al tiempo que surgía en otras regiones de España, como Vascongadas o Navarra, el despertar de la Tradición, que se revelaba contra los ataques a su fe.

(24-VII-1961: Cerro de San Cristóbal, Valladolid.—Inauguración del Monumento a Onésimo Redondo.)