Padre Martínez m.C.R.

Niña ofreciendo flor a Jesucristo* La paz del corazón, el gozo espiritual, no está en conseguir nuestros gustos sino en hacer los gustos de Dios.

* Todas las personas son llamadas a ser hijos de Dios por la gracia santificante. Esa es nuestra gran dignidad.

* La mujer que se independiza de la Ley de Dios, se hace insoportable a sí misma. Al hombre le pasa exactamente lo mismo.

* El ecologismo dice que somos un animal más de la tierra. Jesucristo nos dice que somos hijos de Dios y herederos del Cielo.

* Cuando viene la impaciencia con una persona determinada, recordemos la infinita paciencia que Dios tiene con nosotros.

* El padre Alba decía: “Pensad bien: el demonio nos acomete siempre con imaginaciones para que no pensemos bien del prójimo”.

* “El que torciere las sentencias del Señor en interés de sus propias concupiscencias ese tal es primogénito de Satanás” (San Policarpo).