El Párroco

Adoración de los reyes al Niño Jesús* Quién no tiene fe no puede agradar a Dios. Hace siglos que la Iglesia lo enseña así: “La fe es el fundamento y la raíz de toda justificación, sin la cual es imposible agradar a Dios” (Concilio de Trento).

* Fuera problemas, estamos en las manos de Dios. Santo Tomás de Aquino, nos recuerda: “El que tiene esperanza espera conseguir a Dios y espera obtener por  Él todas las cosas necesarias, por arduas que sean y esperan superar todos los males por difíciles que se presenten”.

* “¡Mis tres metas fundamentales serían reunir la población mundial a unos 100 millones de habitantes, destruir el tejido industrial y ver tierras vírgenes, con su dotación completa de espacios regresando en todo el mundo” (Dave Foreman: cofundador de Earth First!” ¿Están preparando la primera guerra nuclear?

* Impulsado por la ira y el miedo. Herodes mandó matar a niños inocentes en Belén. Hoy, políticos democratistas, por miedo a perder votos apoyan leyes abortivas satánicas que permiten asesinar a millones de niños y niñas inocentes en clínicas científicas.

  * San Pablo VI nos explica la oración: “Vemos que la oración depende del sentido de la presencia de Dios, que conseguimos presentar en nuestro espíritu, bien por la contemplación de la naturaleza, bien por una cierta elevación conceptual, bien por un acto de fe; nuestra actitud es como la de un ciego que no ve, pero sabe que tiene ante sí a un Ser real, personal, infinito, vivo, que observaba, escucha y ama al que ora”.