Papa Benedicto XVI

santa angela de merici“Un Jesús que está de acuerdo con todos y con todo, un Jesús sin su santa ira, sin la dureza de la verdad y del verdadero amor no es el Jesús real que nos muestran las Escrituras, sino una miserable caricatura. Una concepción de los evangelios en la que la seriedad de la ira de Dios está ausente no tiene nada que ver con el Evangelio”.

Cardenal Robert Sarah

Queridos peregrinos: sin silencio no hay luz. La oscuridad se alimenta del ruido incesante de este mundo, lo que nos impide volvernos a Dios. Tomen el ejemplo de la liturgia de la misa de hoy. Nos lleva a la adoración, al temor filial y al amor en presencia de la grandeza de Dios. Culmina en la consagración donde juntos, de cara al altar, nuestra mirada dirigida al anfitrión, a la cruz, nos comunicamos en silencio en recogimiento y en adoración. Queridos amigos, amemos estas liturgias que nos permiten saborear la presencia silenciosa y trascendente de Dios y volvernos hacia el Señor.

Cardenal Zen

Como María, las personas humildes que han experimentado el amor de Dios, son las que tienen la capacidad de darle todo el crédito y de dejarse conducir por Él aun en la oscuridad y en el silencio. Las pruebas y las dificultades de que está tejida nuestra existencia no destruyen la fuerza y el valor del creyente porque Dios es fiel en su promesa de salvación para aquellos que ama. El misterio de la Encamación que estamos ya próximos a celebrar y estamos esperando, es una llamada fuerte a aumentar nuestra fe y una confirmación del amor de Dios por la humanidad.

Obispo Francisco Pérez González

Uno de los pecados que más daño emocional, espiritual y psíquico hace al ser humano es la práctica de la fornicación, la lascivia y el adulterio. Se ha puesto de moda el ejercicio de la sexualidad en sus formas inmorales como si de un juego placentero se tratara y las consecuencias son muy nocivas.

Obispo Felipe Arizmendi Esquivel

Por neoliberalismo se entiende el sistema económico en que el dinero manda, lo que prevalece es ganar más y más, sin importar las personas ni el medio ambiente. Los que rigen son el libre mercado, lo que más se vende, las empresas transnacionales, donde los gobiernos poco pueden intervenir. Es un sistema esencialmente injusto e inhumano; sin embargo, muchos países le han puesto contrapesos para una política social en favor de las mayorías, límites a su voracidad financiera, regulaciones a sus desmedidos ingresos. De esta forma, han evitado algunos de sus excesos y han logrado un bienestar Generalizado.

Obispo Juan Antonio Reig Pla

Este carácter sagrado del matrimonio pone en evidencia que la sexualidad humana, que Dios bendijo y vio que “era muy buena” (Gen 1, 31), llevaba escrita en su diferencia varón-mujer una profecía que la encaminaba nada menos que a ser sacramento de la unión de Cristo con la Iglesia, a la que desposó en el lecho nupcial de la cruz, haciéndola brotar de su costado abierto con el agua (bautismo) y con la sangre (eucaristía). Por eso el prototipo del amor conyugal es la caridad esponsal de Cristo quien se entregó por su esposa, la Iglesia, hasta derramar su última gota de sangre en un amor que llegó hasta el extremo.

San PÍO X

Pascendi Dominici Gregis  (78)

Finalmente, y como consecuencia de este trabajo, puede ya trazar a grandes rasgos la historia de la evolución. Viene en ayuda el crítico, y ya adopta los restantes documentos. Ya corre la pluma, ya sale la historia concluida. Ahora preguntamos: ¿a quién se ha de atribuir esta historia? ¿Al historiador o al crítico? A ninguno de ellos, ciertamente sino al filósofo. Allí todo es obra de apriorismo, y de un apriorismo que rebosa en herejías. Causan verdaderamente lástima estos hombres, de los que el Apóstol diría: Desvaneciéronse en sus pensamientos…, pues, jactándose de ser sabios, han resultado necios; pero ya llegan a molestar, cuando ellos acusan a la Iglesia por mezclar y barajar los documentos en forma tal que hablen en su favor. Achacan, a saber, a la Iglesia aquello mismo de que abiertamente les acusa su propia conciencia.